Principios

  • La defensa irrestricta de los derechos del hombre, especialmente el derecho a la vida, a la salud y a la integridad psicofísica y espiritual de los seres humanos que habitan en la Provincia de Córdoba, desde el primer momento de su concepción y hasta su muerte natural.
  • La defensa de la libertad del hombre, frente a todo tipo de totalitarismos, que implique menoscabo a la libertad de pensamiento, de expresión, de conciencia, de participar en la construcción de la sociedad.
  • La promoción de la institución familiar, según el diseño del orden natural de las cosas, fundada en el matrimonio entre un varón y una mujer, recordando que sin familias no hay Nación.
  • La protección del trabajo, derecho humano fundamental y garantía de la inclusión social, enalteciendo su dignidad eminente, bregando incansablemente en hacer realidad las cláusulas aún no efectivizadas del art. 14 bis de la Constitución Nacional, recordando que sin trabajo digno, no hay familias, y sin familias no hay Nación.
  • Bregar incansablemente por el funcionamiento pleno del orden democrático a través de una efectiva división de los Poderes Constituídos, especialmente impulsando la absoluta independencia del Poder Judicial.
  • Comprometer todos los esfuerzos para desterrar la corrupción en los actos de gobierno, flagelo que viene destruyendo gravemente a la Comunidad Nacional.
    Desterrar del suelo de nuestra Provincia al fenómeno criminal del narcotráfico, tragedia social, particularmente ensañada en los niveles sociales más desprotegidos de la sociedad.
  • La protección de los ciudadanos de la usura, fenómeno cada día más aceptado en el cuerpo social, lo que impide el desarrollo libre de cualquier sociedad solidaria.
    Bregar por el federalismo en nuestra Provincia, fomentando la identidad del interior provincial y sus economías regionales.
  • Bregar por una Argentina cada vez más Federal, que reconozca a las Provincias su identidad sociocultural, política y económica.