Responsables y víctimas propiciatorias

Responsables y víctimas propiciatorias

La justicia de Córdoba ha anunciado con grandes titulares que “ya se detuvo a quien sería
responsable” de los atentados contra los bebés en el Neonatal, que causaron muertes y
secuelas graves.
No solo lo anunció: la inmoló a través de todos los medios posibles como víctima propiciatoria
para calmar la angustia y la bronca de la población. Cuando la furia de la sociedad amenaza
con herir a los miembros de los grupos de poder, los que ese poder pretende proteger a
cualquier precio, necesita desviar hacia una víctima “sacrificable” esa amenaza.
Quienes tenemos años y memoria, recordamos los casos de Wali y el del primer imputado
en el caso Nora Dalmaso, entre otros. No tenemos ningún elemento de juicio para saber si
Brenda Agüero es o no culpable. No afirmamos ni una cosa ni la otra, pero advertimos que
ya hemos conocido como son los cuatro pasos para construir un culpable sin pruebas, y este
Poder Político que tiene injerencias abusivas y horribles en el Poder Judicial es de poco fiar,
por lo cual el Fiscal deberá estar bien dedicado y enfocado para que no le construyan un
culpable, o si fuere responsable, que no se diluyan los caminos hacia los otros coautores o
encubridores

Pasos de construcción de un culpable:

  • 1.Se determina quién va a ser el culpable. Tiene que ser alguien indefenso.
  • 2.Los punteros del gobierno que están en todos lados, declaran que puede ser ella.
  • 3.Una pericia, para la cual se elige cuidadosamente el profesional, concluye que su
  • personalidad es compatible con la realización de estas conductas.
  • 4.La acusada se desmorona anímicamente

Y vamos tirando hasta que lleguen las elecciones y después veremos si hay datos fidedignos
para condenar o no. Pero se quiso calmar el dolor de los padres y la ira del público, arrojando
nombre, fotos, dirección, detalles familiares. Que, aún si fuera culpable, se debieron preservar
en la etapa de instrucción.
Y acá aparece otro dato sugestivo: se encarga al fiscal Garzón llevar adelante la compleja
investigación de estos casos a pesar de que no le corresponde a su distrito sino al IV, en
donde, además, se radicaron las primeras denuncias; y a pesar de que está abocado al mega
juicio que empieza el martes en el que la provincia está demandada por millones de dólares.
Era el último Fiscal al cual se podía designar aquí.
Entre tanto, como en todo proceso judicial donde todo es confuso y se amontonan
declaraciones no oficiales (de ministros, ex ministros, legisladores oficialistas y, esta vez,
hasta del mismo gobernador) se olvida que también están en la picota todos los profesionales
de la salud que prestan servicio en el Hospital y que nada tienen que ver con el caso. Desde
ver vacíos sus consultorios por el miedo a concurrir hasta recibir por las redes y a viva voz
insultos e imprecaciones.
Y mientras tanto los que sí tienen responsabilidades institucionales ciertas y comprobables,
miran para otro lado y son sustraídos de la atención pública, no vaya a ser que el pueblo de
Córdoba vea las manchas de la sangre inocente en sus manos. Existen desde el 2008
protocolos y Comités de Vigilancia de Mortalidad Materna e Infantil y Comités de Seguridad
en los hospitales cordobeses. ¿No dieron la alerta? ¿Por qué? Y si la dieron ¿por qué no se
actuó para proteger a los recién nacidos?
Como legisladores de esta provincia exigimos verdad y justicia. Nos comprometemos a
seguir de cerca todo el proceso para que así sea.


Leg. María Rosa Marcone – Leg. Gerardo J. Grosso

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.